Preguntas frecuentes

¿Se puede en una sola regresión solucionar un tema puntual?

Esto no es posible. La resolución favorable de un problema lleva un tiempo, como en cualquier tipo de tratamiento. Las Técnicas Regresivas están destinadas a actuar dentro de un proceso terapéutico y sería engañoso asegurar que con una sola sesión se puede resolver un conflicto anímico que es el resultado de varios sucesos y diferentes situaciones.

¿Con que frecuencia se deben tomar sesiones y cuánto cuestan?

La frecuencia habitual es de una sesión semanal. No obstante, existen tratamientos intensivos de hasta dos sesiones al día (especialmente para aquellas personas que quieren resolver rápidamente sus conflictos o para quienes deben desplazarse para recibir las sesiones). También en los casos en que por razones económicas el paciente no puede concurrir semanalmente, se pueden hacer sesiones quincenales. El total de sesiones a efectuar por tratamiento, dependerá de la cantidad que cada paciente necesite para dar resolución a sus conflictos. Como promedio, un tratamiento dura entre 10 y 20 sesiones de una hora cada una.

Su costo puedes verlo entrando en el botón “Sesiones individuales”.

¿La regresión la produce la hipnosis?

No. En principio, debo aclarar que el término “hipnosis regresiva” se usa en forma genérica ya que en rigor a la verdad, para este tipo de terapia no se utiliza una hipnosis propiamente dicha, sino una relajación profunda que propicia un estado denominado “ampliación de la conciencia”. De ese modo, emergen las emociones del sector derecho del cerebro y se “adormece” la parte analítica del lado izquierdo. Esto, más la asistencia profesional del experto que guía la experiencia, propicia la regresión y su utilización terapéutica.

Con hipnosis, ¿se puede obligar a la gente a hacer cosas no deseadas?

Definitivamente, no! Esta idea errónea surgió a partir de novelas como “El extraño caso del señor Valdemar”, de Edgard A. Poe y películas del cine de terror, órdenes que únicamente existen en la ciencia ficción. La persona que se encuentra en un estado de ampliación de la conciencia mediante la relajación profunda, en ningún caso obedecerá órdenes que lesionen su ética, moral o voluntad. En cuanto a las famosas ordenes “post-hipnóticas”, tienen una corta duración y en modo alguno permiten solucionar automáticamente traumas, adicciones ni conflictos.

¿Usted usa el método de Brian Weiss?

Entre otras técnicas. Mi formación es ecléctica e integra muchas corrientes, no solo la que el Dr. Weiss ha propuesto. Considero que también son necesarias y muy importantes las regresiones a útero materno, nacimiento y primera etapa infantil, así como a hechos cruciales en la vida del adulto. La sola regresión por si misma y sin un trabajo terapéutico específico detrás, no produce los resultados esperados.

¿Se recuerdan realmente otras vidas?

No hay unanimidad de criterios. Según a quien se pregunte se recibirá una respuesta diferente, influenciada en mayor o menor medida por sus creencias personales respecto de la reencarnación.
Personalmente, puedo dar fe a través de innumerables regresiones que he realizado, que efectivamente aparecen vivencias asociadas a recuerdos de supuestas vidas anteriores. Es mi experiencia subjetiva. También es cierto que solo en casos excepcionales surgen datos tan exactos que permiten constatar la identidad del personaje que se evoca. De todas maneras, esta no es la finalidad terapéutica de las regresiones que se realizan con la intención de solucionar conflictos y no de saciar la curiosidad personal.

¿Las regresiones son peligrosas?

En absoluto. No existe constancia alguna, científica ni experimental, de que una regresión pueda afectar a una persona, física o psíquicamente. Cuando alguien revive un hecho, lo visualiza y siente en primera persona con total fuerza, pero esto no actúa sobre su cuerpo. En lo que respecta a su psique, la regresión es benéfica en si misma, pues permite liberar las cargas afectivas ligadas al recuerdo de la situación que evoca.

¿Quién está autorizado a hacer regresiones?

Según en que país. En España, particularmente, se la considera una actividad para-sanitaria no psicológica, para la que no se exige titulación oficial, ya que no existe como tal.
No obstante, es recomendable que de tomar sesiones regresivas, se haga con un profesional cualificado.

¿Usted sólo atiende en Catalunya?

Para las terapias individuales, atiendo en Barcelona y Castelldefels. Los Talleres los desarrollo en diferentes puntos del país. Pero si resides en Málaga, allí pasa consulta un excelente terapeuta, el psicólogo Ramón Soler, a cuya página, www.regresionesterapeuticas.com puedes entrar para conocer más detalles de su trabajo o solicitar atención.

 ¿Cualquiera puede guiar una regresión?

Si, con una prolongada práctica, todos podemos guiar una regresión pero para que una sesión resulte terapéutica, lo importante es que se haga bajo la conducción de un profesional calificado para este tipo de experiencias. Resulta temerario hacerlas sin la guía de un experto.

¿Las regresiones se meten en temas tenebrosos?

De ninguna manera. Las regresiones no incursionan en “zonas prohibidas”. Son experiencias naturales, con una finalidad terapéutica y en nada se relacionan con lo esotérico, lo mágico o lo paranormal.